< />

Ejercicios de respiración

Ejercicios

La respiración.

La respiración es importante para la vida en general, por ser este acto muy complejo y requerir gran atención personal. Esta es necesaria ejercitarla para otras muchas ocasiones, en las que es necesario ejercer un autocontrol personal, por ejemplo un examen, o tener una gran serenidad ante acontecimientos adversos, situaciones de miedo, o al interpretar una canción. Tenemos que saber respirar, usar varios tipos de ejercicios de respiración para cada ocasión.

La respiración es una acción vital espontánea que nos acompaña desde el nacimiento. Esta respiración normal o habitual es suficiente para la vida; espontáneamente se enlentece cuando la actividad vital es poca, como en el sueño, o se amplifica en actividad vital importante, como en el deporte. Pero el cantor trabaja expresa y conscientemente la respiración por ser la base del sonido vocal, que es el aire expirado, con el trabajo sobre el dominio del proceso respiratorio nos adentramos totalmente en el mundo específico de la técnica vocal.

El estudio de la respiración es la base de la técnica vocal. No se puede cantar bien sin un perfecto control de ella. Para cantar hay que amplificar la respiración natural hasta hacerla profunda. La respiración natural se da por excelencia en el sueño; cuando se respira en posición acostado boca arriba se percibe la dilatación de la caja torácica y se comprueba que los hombros no intervienen en este proceso.

Podemos hacer ejercicios de respiración profunda llenando por completo los pulmones, haciendo descender el diafragma y dilatando las costillas, recibe el nombre de respiración costo-abdominal y la empleamos inconscientemente en el habla, aunque no con el rigor que se va a pedir al cantante, pero al hablar inspiramos rápidamente, y con el diafragma regulamos la emisión del aire, de acuerdo a la extensión de la frase literaria.

Como ejercicio de respiración consciente, se realiza en tres tiempos:

1. INSPIRACIÓN o ASPIRACIÓN: es la toma de aire, que debe tener estas características:

Nasal: Al penetrar el aire por la nariz éste se limpia de impurezas, que quedan en la mucosa nasal; en épocas o ambientes fríos el aire frío inspirado por la nariz se calienta al pasar por las amplias fosas nasales, mientras que si se inspira o aspira por la boca puede enfriar la garganta que está a la temperatura normal del cuerpo.

La inspiración constante por la boca reseca la boca y la garganta, órganos que precisan buena humedad e insalivación para cantar. La sinusitis, desviación del tabique nasal u otras anormalidades funcionales que permanentemente obstaculicen una respiración nasal son un inconveniente insuperable para cantar, salvo corrección médica o quirúrgica.

Profunda o plena: que afecte al diafragma, haciéndolo descender y ponerse en tensión. Se debe evitar subir los hombros, lo que provoca una respiración nada más que de la parte superior de los pulmones o clavicular. Por el contrario, la inmovilidad de los hombros favorece la penetración del aire hasta el fondo de los pulmones.

SUSPENSIÓN Y BLOQUEO DEL AIRE durante un breve espacio de tiempo; tener la sensación de las costillas separadas y de descansar sobre el diafragma.

EXPIRACIÓN o ESPIRACIÓN: expulsión del aire transformado en sonido por su vibración. Este momento final es el que requiere más formación para que el aire esté absolutamente bajo nuestro control consciente: el aire, según la necesidad musical, debe poder salir lentamente o de repente, en forma total o parcial, fuerte o suavemente, pero, sobre todo, debe salir con igualdad y no a borbotones.

EJERCICIOS DE RESPIRACIÓN PARA EL CORO:

Estos ejercicios se hacen de pie, con la colocación buena para cantar, los brazos caídos y los pies levemente separados, previa relajación.


• Inspirar y expirar por la nariz varias veces en tiempos lentos e iguales. Observar que no se eleven los hombros al inspirar. Descansar y relajar.

• Respirar por la nariz y expirar por la boca en forma de soplo para frenar la salida del aire. Mientras se espira (sería el momento del canto) se debe mantener la tensión de los músculos abdominales y del diafragma para dar presión uniforme al aire que sale. En el momento de cesar la espiración tiene lugar una rápida relajación del diafragma (que se nota en la distensión y entrada intercostal, recuérdese que las manos están puestas en los costados), para tensarse en seguida en la inspi.. siguiente y repetir el proceso. Hacer el ejercicio varias veces. Descansar y relajar.


Los siguientes ejercicios son métricos, y tratan de educar la respiración para su utilización en el canto:

Consisten en ir acortando cada vez más el tiempo de inspiración (que, a veces, en la interpretación musical tiene que ser brevísimo) e ir alargando progresivamente el tiempo de espiración, en el que tiene lugar el canto y que, a veces tiene que sustentar frases bastante largas que no deben ser cortadas. Para ello el director pulsa y cuenta en voz alta tiempos iguales de una negra por segundo (q = 60), y gradualmente propone ejercicios como los siguientes:
• Varios ciclos de 3 tiempos de «inspiración» | 3 tiempos de bloqueo | 12 tiempos de «espiración» (en forma de soplo no sonoro, o con sonido de S sonora). Después de explicado el ejercicio, el profesor puede pulsar y contar así:

(inspir.) (bloqueo) (expiración) (inspirac.) 1 – 2 – 3 | 1 – 2 – 3 | 1 – 2 – 3 – 4 – 5 – 6 – 7 – 8 – 9 – 10 – 11 – 12 || 1 – 2 – 3 | etc.
Descansar y relajar.

• Varios ciclos de 3 tiempos de inspiración | 3 tiempos de bloqueo | 15 tiempos de expiración. Descansar y relajar.

• Varios ciclos de 2 tiempos de inspiración | 3 tiempos de bloqueo | 18 tiempos de expiración. Descansar y relajar.

•Algunos ciclos de 1 tiempo de inspiración | 3 tiempos de bloqueo | 30 tiempos de expiración. Descansar y relajar.

• Si se quiere, puede alargarse algo más la expiración; pero con cantores habituados a expirar durante medio minuto (30′) puede hacerse una música bien fraseada en dinámica p < mf. Las frases en f consumen más aire y deben ser más cortas.

Los coros no formados en la respiración se notan en que cortan las frases literario musicales en cualquier sitio, y se ponen mucho más en evidencia por la poca consistencia de su sonido.

Como una variante de los ejercicios anteriores, se propone un ciclo en el que la expiración se haga en forma de S sonora intermitente (naturalmente sin respirar en los silencios):
(expiración) Inspiración | q g q g q g q g q g q g q g q g etc.
En el proceso de formación de la voz de un coro, los ejercicios de respiración son la segunda fase de este trabajo. En cada formación les precederá una breve relajación activa; en conjunto tendrán una duración de 10 a 15 minutos, procediéndose después al ensayo del repertorio previsto.

Hay varias maneras de cantar

La emisión del sonido.

La emisión vocal es el acto de producir un sonido. Para ello ponemos en acción todos los aparatos descritos al principio de esta categoría:

El respiratorio, el fonador y el resonador. De la formación en la respiración acabamos de hablar en el apartado anterior. El aparato fonador y el resonador deben trabajarse juntos, ya que, como dijimos al principio, el sonido vocal primigenio originado en la laringe (órgano de la fonación) es débil y primitivo; además de que cantar, como hablar (producir sonido vocal), todo el mundo lo hace.

Cuando a alguien no iniciado se le invita a que cante (por ejemplo, en una prueba de admisión), normalmente lo hace con la boca semicerrada, en una emisión que podríamos llamar velada u opaca.

Si le decimos a esa persona que abra la boca, normalmente lo hará en sentido vertical, y a lo ancho, enseñando hasta los dientes como un león, pero el velo del paladar estará bajo; se produce así una emisión chata o plana.

• Los que han oído algo de bel canto sospechan que se canta de otra manera y contraen el fondo de la garganta, a la vez que redondean los labios con intención de cerrarlos, produciendo una voz sombría u oscura y engolada.

Deja un comentario